Jovenes de Izquierda Unida Valladolid

Convocado el juicio contra los agresores del secretario de la Juventud Comunista de Castilla y León y afiliado a IU

El miércoles 5 de Noviembre tendrá lugar en Valladolid el juicio contra los presuntos agresores de Javier Ramos, secretario político de las Juventudes comunistas de Castilla y León y militante de Izquierda Unida.

Javier Ramos sufrió la persecución y posterior agresión y robo de cinco neonazis la madrugada del 18 de Mayo. A pesar del intento de ocultar su rostros, uno de los agresores fue reconocido y denunciado ante las autoridades policiales; recientemente, ha sido reconocido un agresor más, siendo todavía desconocidos los tres restantes.

El nombre y apellidos de los presuntos agresores identificados es Luís Rodríguez Rodríguez y Francisco Arroyo Manzano, adolescentes de 18 años con reconocida actividad en los movimientos neonazis de Valladolid así como vinculación al partido ultraderechista “Democracia nacional”. Ambos han sido reconocidos por las autoridades policiales como actores activos de violencia fascista en la zona.


Izquierda Unida Castilla y León quisiera manifestar su rotunda condena a los cada vez más frecuentes actos de violencia y agresión fascista que se reproducen en Castilla y León, como ya hizo en el momento de conocerse la citada agresión a Javier Ramos, y exige además a la delegación del gobierno de la comunidad un aumento de la presión así como una efectiva vigilancia de los grupos neonazis operativos en la zona, pidiendo sin reservas, además, que èsta se efectúe en concordancia con las normativas Europeas que obligan a la persecución penal sin reservas de toda incitación al odio y de cualquier exaltación de dictaduras totalitarias como el Franquismo.


En apoyo al agredido, Izquierda Unida asistirá al juicio contra los encausados y en apoyo a Javier Ramos. Es de obligación recordar que, en los últimos tiempos, este tipo de agresiones se han venido repitiendo con más frecuencia de la deseada y de modo claramente selectivo a activistas democráticos, sindicalistas, inmigrantes y cualquier grupo social en riesgo de exclusión social. Por ello, Izquierda Unida quisiera recalcar que la aplicación de las normativas europeas tendrían que tener en cuenta el carácter profundamente selectivo de estas agresiones.

Información adicional