Jovenes de Izquierda Unida Valladolid

La despoblación en Castilla y en León, un mal a solventar

Ni paro, ni exilio ni despoblacion

La juventud obrera en Castilla y en León vemos todos los días noticias sobre los y las jóvenes que abandonan el país porque no encuentran trabajo o para poder ejercer de los estudios que cursaron.
Pero para nosotros este hecho es una realidad cotidiana en donde 7 jóvenes al día se marchan de nuestra tierra en busca de un futuro.

Las contradicciones entre el campo y las ciudades no dejan de aumentar, las zonas rurales se van despoblando y empobreciendo, mientras que la escasa población que va resistiendo se concentra cada vez en mayor medida en las ciudades.

Las tres provincias del oriente de la Comunidad Autónoma constituyen el  paradigma del vaciamiento de Castilla y León. Ávila presenta unos índices de emigración altísimos mientras los niveles de riqueza están muy por debajo del resto de la Unión Europea, Soria se constituye como el ejemplo de despoblación (la zona menos poblada de Europa a excepción del territorio Lapón de Suecia y Finlandia). Mientras el eje Valladolid, Burgos, Palencia concentra el débil tejido industrial (principalmente automovilístico), que sin embargo se ven cada vez mas afectado por la deslocalización de las empresas que buscan mas beneficios a costa de la explotación de la clase trabajadora.

Los y las jóvenes nos vemos obligados a marcharnos de nuestros pueblos a los centros urbanos en busca de un trabajo, que cuando se encuentra es precario y mal pagado como ponen de manifiesto los datos que dicen que en Castilla y León los sueldos son 6000 € inferiores a los del País Vasco y que esta diferencia va en aumento pasando del 22.5% al 25% en solo un año (+info aquí). La otra opción era quedarse estudiando, pero gracias a los recortes en educación en el medio rural hemos de marcharnos a estudiar en aulas masificadas para finalmente no poder acabar nuestros estudios debido a la brutal subida de las tasas universitarias volviendo a quedar de nuevo condenados a la precariedad.

La división internacional del trabajo ha colocado a  Castilla y a León en un papel   no estratégico dentro de España y esto ha generado una serie de características a nuestra  que son  la causa de los problemas de los cuales las clases populares y la juventud somos las principales víctimas.

La falta de expectativas y la destrucción de la economía rural por parte de la Política agraria común (PAC) y otras directivas de la UE, como el fin de la minería, la deslocalización, la privatización de sectores estratégicos, etc... son algunas de las principales causas de la emigración de la juventud, siendo Castilla y León la comunidad autónoma del estado que más población rural ha perdido en los últimos tiempos.

¿Cómo es posible que tengamos que dejar el campo por falta de trabajo cuando nos vemos obligados a importar alimentos de fuera? o ¿cómo se entienda la destrucción de comarcas enteras tras el cierre del sector de la minería mientras esperamos la llegada de carbón chino y alemán para las centrales térmicas?

La clase dominante ha conseguido inculcar en amplios sectores de la juventud la sensación de la derrota, de la inevitabilidad y la frustración .Frases como “la despoblación es un tópico”, “no somos competitivos”, “el carbón no tiene futuro”, “el campo tampoco”, “necesitamos empresarios que inviertan aquí”, “no hay nada que hacer”, “¿y qué le vamos a hacer? las cosas son así” constituyen el ideario que el  capitalismo y los partidos políticos que sostienen el régimen (PSOE y PP) utilizan para mantenernos adormecidos.

Frente a su gestión la juventud obrera debemos de ofrecer alternativas, pasando primero por la organización que nos dará las herramientas tanto teórica como practicas para combatir el actual modelo denunciado que el Capitalismo solo ofrece a Castilla y León: Paro, Precariedad y Despoblación.

Para el área de juventud de Izquierda Unida de Valladolid la solución a estos problemas pasa  por los siguiente puntos:

  • Plan de fortalecimiento de las zonas económicamente más débiles para terminar con la emigración rural y juvenil a través del mantenimiento de la industria, la agricultura, la minería y la ganadería y la creación de un fuerte tejido industrial de carácter público con puestos de trabajos dignos nacionalizando los principales sectores económicos de Castilla y León especialmente la minería, la construcción y obras públicas, el transporte y el sector energético, además de los recursos naturales.
  • Poner fin a la participación en la Política Agraria Común (PAC) y en las demás políticas oligárquicas de la Unión Europea.
  • Prohibición por parte de la Junta de Castilla y León de la deslocalización de empresas y denegación de los ERE´s nacionalizando a las empresas que así actúen.
  • Creación de una empresa pública de obras y servicios dirigida al saneamiento y mejora de las infraestructuras locales
  • Creación de un parque de vivienda pública con precios sociales
  • Paralizar las privatizaciones, tanto directas como encubiertas, y reversión de las ya privatizadas.
  • Aumento del gasto público y ayudas dirigidas a las capas sociales mas desfavorecidas y a la juventud.

Para concienciar a la sociedad de que el paro, la precariedad y la despoblación solo terminarán en Castilla y León si hay un cambio de sistema desde el área de juventud de IU Valladolid ponemos en marcha una campaña que consta de los siguientes materiales que podéis descargar desde nuestra cuenta de dropbox:

Información adicional