Izquierda Unida Valladolid - Diputación

Toma la palabra se abstiene ante una proposición del PP por el Día Internacional de la Mujer

La diputada Esther Mínguez, de Toma la Palabra-Izquierda Unida, aseguró que su grupo no votaba a favor porque el PP no respeta en la legislación los verdaderos derechos de las mujeres. Aunque el Grupo de Toma la Palabra provincial no está en desacuerdo con la proposición presentada por el Partido Popular, consideramos que las reivindicaciones son tan generales que sería casi imposible no apoyarlas y que nuestro concepto de igualdad va mucho más allá que esta declaración de intenciones que el PP quiere hacer pasar como un manifiesto en favor de las mujeres.

Tras reconocer el acuerdo de los grupos sobre la desigualdad de género constatada en hechos como la brecha salarial, contratos a tiempo parcial y precarios, recortes en dependencia y servicios sociales, mayor porcentaje de exclusión social y pobreza, economía sumergida, doble jornada laboral, violencia machista, reducción de servicios en la salud reproductiva, etc., Esther Mínguez, diputada provincial de Toma la Palabra quiso recalcar que sería imposible alcanzar la igualdad real y la libertad plena de la mujer sin el respeto a los derechos sexuales y reproductivos, incluidos la defensa del aborto libre y el derecho a decidir.

La diputada expuso en su intervención que “las mujeres somos personas autónomas, responsables, libres e iguales y, como tal, exigimos el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos y vidas. Exigimos que la sociedad respete y el Estado garantice nuestra decisión”.

En Toma la Palabra consideran que la igualdad será imposible mientras el Estado intervenga sobre el cuerpo de las mujeres, no solo cuando obligan a ser madres a las mujeres que no quieren, sino excluyendo a las mujeres solas y parejas de lesbianas al acceso a la reproducción asistida en el sistema público sanitario.Asimismo, añaden que es indispensable fomentar y garantizar el acceso a una educación afectivo-sexual libre de estereotipos sexistas, sana y placentera, frente a medidas educativas impulsadas desde la religión.

Al no aceptar el Partido Popular sus consideraciones respecto a la despenalización total en el Código Penal de la interrupción voluntaria del embarazo,su solicitud para que las mujeres lesbianas y solas tengan derecho de nuevo a la reproducción asistida públicay su rechazo de la custodia compartida impuesta, Toma la Palabra no se sumó al consenso en la proposición sobre el Día Internacional de la Mujer.

Información adicional