Izquierda Unida Valladolid - Diputación

IU defiende los caminos públicos municipales e insta a la Junta de Castilla y León a legislar a favor de su protección y defensa

  Es indudable la importancia que tiene para cualquier municipio de una provincia como la nuestra, con un marcado carácter agrícola, el disponer de una red de caminos públicos extensa y correctamente conservada, no solo para dar salida a sus productos si no, también, para un uso recreativo que permita un mejor conocimiento de los distintos parajes que tiene nuestra provincia, por todo ello, el Grupo Provincial de Izquierda Unida, presenta para su debate y aprobación por el Pleno, la siguiente

Entendemos como caminos rurales de interés general de titularidad municipal aquellos que, siendo de uso público, radiquen en el término municipal y no dependan de ninguna otra Administración Pública. Su uso público se entiende cuando pueda ser utilizado por una o varias personas y sirva de comunicación entre núcleos de población o como acceso a elementos de utilidad o interés público.

Existe en toda España, también en Castilla y León y por supuesto en Valladolid, una tupida red de caminos públicos y vías pecuarias, aunque no se tienen datos, ya que la gran mayoría de municipios no tiene elaborado ningún inventario

De estos caminos, solo las vías pecuarias están protegidos por una ley específica, mientras que para los caminos municipales rige las leyes generales, como la Ley del Patrimonio de las Administraciones Públicas o la Ley de Bases de Régimen Local, que prevé que las administraciones, locales en este caso, tienen el deber de tener inventariados los bienes públicos, estando entre ellos los caminos.

Pese a esta obligación legal, la gran mayoría de los ayuntamientos no cumplen con su deber, y los caminos sufren una desprotección que lleva a que sean apropiados por los propietarios de las fincas por las que pasan, o bien, caigan en el olvido hasta se intransitables.

Los usos de los caminos públicos han variado en las últimas décadas a medida que la sociedad ha ido evolucionando, y algunos de ellos han llegado a perder el marcado carácter agrícola o ganadero que tenían,  lo que hace que en la actualidad nos encontremos en una encrucijada, pues en las zonas donde más peligra la existencia de los caminos y donde más escasos son los vestigios de los usos tradicionales, los “mayores del lugar”, que constituyen la memoria colectiva del mundo anterior, están a punto de desaparecer, y con ellos pueden desaparecer los testigos idóneos para defender los caminos.

A pesar de esos nuevos usos que se están dando a algunos caminos, no ha dado lugar a la creación de una normativa jurídica propia que proteja los caminos frente al desuso tradicional y frente a los ataques de los particulares, como sí ha ocurrido con las vías pecuarias, que han venido a reconocer jurídicamente los usos vinculados al medio natural y al turismo no motorizado. 

Son los ayuntamientos los responsables de registrar y regular este patrimonio a través de una ordenanza. Como no existe una legislación estatal de caminos las comunidades pueden legislar, pero solamente Extremadura tiene una Ley de caminos y los esta inventariando, como primer paso para la defensa de los mismos. PROPOSICIÓN:

1.    La Diputación de Valladolid, en colaboración con los municipios de la provincia, elaborará una Ordenanza tipo sobre caminos públicos rurales.

2.     La Diputación de Valladolid, en coordinación con los municipios de la provincia, llevará a cabo un inventario y un catálogo de los caminos públicos rurales existentes en la provincia.

3.    La Diputación de Valladolid, a través de sus medios personales y económicos, ayudará y participará en la defensa y conservación de los caminos públicos municipales.

Valladolid, 21 de Julio de 2014                                                         Salvador Arpa de la Fuente

Información adicional