Izquierda Unida Castronuño

Iniciativa de IU Castilla y León en defensa de la reserva natural “Riberas de Castronuño-Vega del Duero”

En la mañana de hoy, se ha celebrado una rueda de prensa en las Cortes de Castilla y León, para hacer pública la presentación de una pregunta ante la Comisión de Fomento y Medio Ambiente relativa a la degradación y abandono que viene sufriendo en los dos últimos años la Reserva Natural “Riberas de Castronuño-Vega del Duero”.

El procurador de IU-CyL, portavoz del grupo mixto de la Cámara, José María González, hizo hincapié en la obligación que la Junta tiene de preservar el medio ambiente de la Comunidad. “La reserva natural de Castronuño” es el único espacio natural de la provincia vallisoletana que ha adquirido este rango desde el año 2002, tras una década de constantes solicitudes del Ayuntamiento de Castronuño y del grupo parlamentario de Izquierda Unida. En esta reserva de más de ocho mil hectáreas, la Junta invirtió en una infraestructura mínima que sirvió para el cuidado del entorno y para atraer el turismo interesa en estos humedales de riqueza extraordinaria, tanto en flora como en fauna. Desgraciadamente, desde hace unos años, la Junta se ha desentendido del mantenimiento de esa infraestructura, así como de la obligada instalación de una depuradora de aguas eficaz en la comarca. El resultado es la penosa situación por la que pasa este entorno natural en la vega del Duero”. José María González terminó su intervención haciendo un llamamiento a la Junta para que cumpla la normativa europea y atienda el cuidado y recuperación de los humedales.

A continuación intervino el diputado provincial de IU-Valladolid, Salvador Arpa, quien redundó en el carácter excepcional de la reserva para la provincia de Valladolid y en la crítica al abandono que sufre. “En su día denunciamos la situación ante la dirección general del Medio Natural, donde nuestras propuestas fueron bien recibidas, pero que en la práctica no supuso la toma de medidas prácticas. Mientras tanto las localidades en torno a la reserva natural siguen vertiendo las aguas industriales y fecales en varios arroyos del humedal por carecer de depuradora y las instalaciones construidas se vienen abajo por la falta de un correcto mantenimiento”.

Finalmente, el concejal de IU en el ayuntamiento de Castronuño, Enrique Seoane, describió la situación “con uno de los emisarios de aguas sucias reventado metros antes, con lo que las aguas fecales contaminan los carrizales donde anidan las aves acuáticas propias de la reserva, impregnan de un olor nauseabundo el ambiente, la basura crece por doquier entre los sotos y pinares y las infraestructuras se ajan y vienen abajo”.

Información adicional