Izquierda Unida Castronuño

IU registra una PNL para instar a la JCyL a realizar el arreglo integral de la carretera de acceso a Pollos y Castronuño

El procurador de Izquierda Unida –Equo, José Sarrión, y el alcalde de Castronuño, Enrique Seoane, han registrado esta mañana en las Cortes una PNL (Proposición No de Ley) para instar a la Junta de Castilla y León a realizar las inversiones y las acciones necesarias para llevar a cabo el arreglo integral de la Carretera VA-610 en el tramo comprendido entre su inicio en la rotonda de la E-80, en el término municipal de Pollos, hasta la intersección con la CL-602, en el municipio de Castronuño. De este modo, Izquierda Unida vuelve a poner sobre la mesa una demanda histórica de esta formación, ya presentada en ejercicios anteriores como enmienda a los presupuestos de la Junta de Castilla y León y rechazada sistemáticamente por el gobierno del PP.

 

 

La VA-610 es la carretera de acceso a Castronuño más concurrida. Esta vía nace en la E-80, a la altura de la salida 163 de la A-62. Atraviesa los municipios vallisoletanos de Pollos y Castronuño hasta el límite de provincia con Zamora. Allí en el término municipal de Bóveda de Toro pasa a denominarse ZA-601.

Quienes  transitan a diario esta carretera comprueban el deterioro que muestra esta vía cuya última intervención de mejora importante se remonta tres décadas atrás. El tramo que presenta peor estado de conservación es el comprendido entre la rotonda de la E-80, en el término municipal de Pollos, hasta la intersección con la CL-602, en el municipio de Castronuño.

En los 17 kilómetros de este tramo encontramos un vial estrecho, sin arcenes, con firme en mal estado que presenta  algún que otro bache y numerosos  parches. El tramo inicial, el más cercano a la E-80, está construido en una zona inundable, por ello, en días de precipitaciones intensas se anega provocando que la carretera sea intransitable para el tráfico rodado. El firme muestra numerosas deformaciones, a consecuencia de esto, en días de lluvia se forman charcos. La deficiente solidez del asfalto provoca que salten muchas piedras a los parabrisas de los vehículos. Cerca de Castronuño, la carretera cruza un paso a nivel de la vía del tren a través de una curva muy peligrosa.

 

Por todo esto, consideramos que la VA-610 es una carretera que,  como consecuencia de su mal estado de conservación, entraña numerosos peligros para quienes la transitan. Hoy en día la vida en el medio rural precisa de unas vías de comunicación seguras. Invertir en la creación de una red de carreteras de calidad es luchar contra la despoblación y dar posibilidades de futuro a los pueblos. El arreglo integral de la VA-610 es una deuda pendiente de la Junta de Castilla y León con el municipio de Castronuño y con el resto de pueblos a los que esta vía da acceso.

 

Información adicional